El Neuromarketing ¡no es marketing! | Paco Arribas [neuromarkeing]

03.10.2012 10:42

 

Está claro que hay una enorme confusión. Incluso los nuevos especialistas no terminamos de ponernos de acuerdo. Hoy nos denominamos “Empresas de Neuromarketing”, pero no parece muy acertada esta definición ya que la referencia al marketing está asociada a la manipulación, el engaño y a forzar involuntariamente conductas y actitudes. Iniciar una nueva disciplina que es (o tiene que ser) objetiva y científica heredando este enorme lastre no parece muy inteligente.

 

No es por rechazar al marketing (claro que no), es más bien porque no terminamos de encajar bien en esa denominación.

Incluso en la reunión internacional de CEOs de Empresas de Neuromarketing, en el primer Foro Mundial de Neuromarketing en Ámsterdam, se debatió con detalle esta cuestión. Como resultado: ningún acuerdo. De momento y ante una mejor alternativa, no habría cambio. Nos autodefinimos como empresas de Neuromarketing!. Incluso esta definición dió nombre a la Revista que se editó meses después en la Neuromarketing, Science & Business Association (Neuromarketing Magazine).

 

Como pasa con una china en el zapato que, como no deja de incomodar, estás incómodo, también se ha estado acariciando la asociación de nuestra actividad con la Economía. Es un noviazgo menos comprometido, menos conflictivo y que, de partida, no genera rostros fruncidos o un rechazo natural. Claro que tenemos que ver con la economía (y mucho), pero este vínculo nos otorga un carácter algo irreal y suena a overpromise. Tampoco es una asociación del todo ajustada, excepto claro está, en aquellas organizaciones que estudian el mercado de la economía y a los participantes en la toma de decisiones económicas. Esos si.

 

Nosotros, los del Neuromarketing, NO nos dedicamos realmente al marketing. Nuestro campo pertenece a ese sector, pero la parte no es el todo. Nuestra disciplina es revolucionaria y asombrosamente eficaz, pero participamos antes, durante y después de las actividades de mercadeo comercial. No somos otra cosa que (y nada menos) investigadores. Los avances en medicina han proporcionado el tercer eslabón de la actual cadena de investigación. A los estudios cuantitativos y cualitativos, ahora les acompaña su socio el neurólogo aportando los estudios neurológicos.

 

Esta si es nuestra verdadera actividad. Somos capaces de identificar las respuestas de los consumidores ante estímulos comerciales sin que ellos tengan que verbalizarlas. Directamente desde su sistema nervioso. Sin intermediación de factores que puedan equivocarnos. ¡Increíblemente espectacular!

 

Es reconfortante ubicarse, pero lo mejor es sentirse identificado con tu nueva ubicación. Es como ese traje que te sienta bien y que te gusta exhibir. Te hace sentirte mejor. Por fin (y mira que ahora se ve sencillo ¿no?)

 

Los nuevos especialistas que estamos desarrollando esta joven disciplina, trabajamos en el campo de la neurología y la investigación, por lo que no parece descabellado abandonar el paraguas del Neuromarketing y podernos identificarnos como Empresas/compañías/Centros de Neuroinvestigación, Neuroresearch para ser más operativos.

 

Paco Arribas.


 

Nota: se agradece la divulgación por cualquier medio