Raices | Juan A. Gimeno, Rector de la UNED | [UNIVERSIDAD]

24.04.2013 16:10
 
Por iniciativa de la Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de la UNED, el sábado 6 de abril de 2013 cerramos los actos conmemorativos de los cuarenta años de nuestra universidad, con la plantación de 40 árboles en el campus de Las Rozas.


El acto, con nutrida asistencia de familias colaborando en la plantación, resultó simpático y, creo, muy simbólico. La idea de futuro de la UNED se personalizó en los más pequeños de las familias presentes que, después de ayudar con los árboles, pasaron la mañana jugando en compañía de los voluntarios y monitores.

Que la propuesta viniera de nuestros antiguos alumnos refleja cómo la UNED se enraíza como ninguna otra universidad en quienes en ella estudian. Pocos egresados manifiestan un orgullo de su alma mater como los nuestros al decir Soy de la UNED. Se contó también con la activa colaboración de la
Asociación de Alumnos y Exalumnos de Ciencias Ambientales de la UNED, que asumió buena parte del trabajo de organización y explicó las características del terreno y de las especies plantadas. La excelente colaboración entre ambas asociaciones es muestra del trabajo cotidiano de la UNED, donde se engarza el esfuerzo de todos los colectivos implicados.

La plantación de árboles transmite el mensaje, muy expresivo, de que hemos cumplido 40 años legítimamente satisfechos de nuestro pasado y del trabajo realizado por miles de personas durante ese tiempo… pero ilusionados con el futuro, con los numerosos proyectos ya en marcha y especialmente comprometidos con seguir progresando en servicio, en avance tecnológico, en crecimiento sostenible y equilibrado.


Hacerlo en Las Rozas es también símbolo del compromiso de enraizamiento en esa ciudad, que renueva su confianza en la UNED prorrogando por 99 años la cesión de los terrenos. Compromiso con nuestro proyecto de campus científico y tecnológico que, como tantos otros, la UNED está sacando adelante con su propio esfuerzo, sin los apoyos que debiera de recibir de las administraciones públicas.

Que junto a nuestros antiguos estudiantes participaran en la plantación profesores, personal de administración y servicios (magnífico el trabajo de nuestros jardineros), secretarios de nuestros centros asociados... es también símbolo de la riqueza y diversidad del capital humano de la UNED, que pone de manifiesto que el trabajo conjunto y colaborativo de todos nos permite crecer.

Durante este año hemos tenido un amplio número de actos que han permitido mostrar la riqueza de lo que aporta la UNED en estos momentos. Un proyecto de futuro, solidario, de excelencia, en vanguardia, colaborativo... A pesar de las duras condiciones exteriores, seguimos trabajando con el máximo de ilusión.
 
Juan A. Gimeno