Estudio de neuromarketing en tienda [neuromarketing]

17.10.2012 08:41

 

Sands Research ha presentado hace poco un ambicioso estudio en el que aplican técnicas de neuromarketinga la investigación del consumidor en tienda. El uso de tecnología de neuromarketing en entorno móviles en los que potencialmente se pueden producir infinidad de artefactos inesperados (caminar, cerrar la mandibula, parpadear… todo ello distorsiona la señal del EEG) es un reto considerable, que no ha sido solucionado de manera competa y definitiva.

 

En el estudio participan la propia Sands Research, Shoper Sense y Smart Revenue. Ha tenido lugar en varios centros comerciales a lo largo y ancho de Estados Unidos.

 

Algunas conclusiones ya las había comentado en función de lo que nos contó el Dr. Sands durante el Neuromarketing World Forum 2012. Repito algunas de ellas y completo con detalles nuevos de esta presentación que me parecen interesantes:

 

  • La mayor parte de las fijaciones oculares (80%) apuntan a productos que finalmente no serán comprados.
  • No hay relacción directa entre el tiempo de observación de un objeto o el número de fijaciones visuales y la compra (por lo que no tienen sentido utilizar eyetracking exclusivamente para investigar este tipo de cosas).
  • La valencia emocional (diferencia de actividad entre hemisferios cerebrales: dominancia izquierda= atracción; dominancia derecha = repulsión y rechazo) funciona como predictor de la compra.
  • Las categorías que obtienen mayor engagement (activación cerebral general) son las bebidas, las comidas enlatadas y los dulces. Las que menor, los papeles y plásticos, carnes y queso y las verduras.
  • Las categorías con valencias emocionales de mayor acercamiento son snacks, bebidas y alcohol. Las que generan mayor alejamiento son salud y belleza (cremas y potingues varios), carne y queso y la sección de comidas internacionales.
  • La primera fijación ocular en un producto es la que produce una mayor respuesta emocional. La fijación previa a la compra siempre tiene una intensidad menor.
  • El “ruido visual” reduce la selección del producto. El consumidor responde más favorablemente cuando encuentra rápido lo que está buscando. El esfuerzo por hacer destacar el producto en el lineal no es en vano.
  • Las mujeres son más felices que los hombres durante el proceso de compra. Disfrutan más de la experiencia.

Sanes Research